NUESTROS TIEMPOS

DENG YUJIAO, SALVADA POR LA INTERNET

Pascale Nivelle

Una joven acuchilla a un dirigente del Partido Comunista de China durante una sesión de karaoké. Acusada de homicidio voluntario, en otros tiempos la joven Deng Yujiao habría sido condenada a muerte, y la prensa oficialista habría hecho el elogio de la víctima, un dirigente político de la provincia de Hubei, necesariamente por encima de toda sospecha.

Pero Internet cambió la situación: el tribunal reconoció el estado de legítima defensa, absolvió a la joven y le devolvió su libertad después de que millones de internautas salieron en defensa de la joven homicida y la convirtieron en una heroína nacional, mientras que el funcionario, Deng Guida, quedó como símbolo de la corrupción de los dirigentes comunistas.

Esto ha constituido una gran victoria para los ciberciudadanos chinos, que ya no vacilan en indagar y poner en tela de juicio a sus dirigentes locales, que suelen beneficiarse de una total impunidad.

Deng Yujiao a la salida del tribunal (Foto AFP)

Deng Yujiao a la salida del tribunal

Se trata de un fenómeno reciente que las preocupadas autoridades chinas denominan “ciber-incidentes de masa”, reflejo del descontento de la clase media, harta de las mentiras y las corruptelas de los dirigentes políticos. En un país que prohíbe los derechos civiles de manifestar, asociarse libremente y estar informados, este caso ha sido como un termómetro social que señala la subida de la fiebre social. Ya nadie está a salvo de los justicieros virtuales.

A principios de este año, la muerte de un detenido en una cárcel de Yunnan había provocado una ola de indignación entre los cibernautas. Resultado: seis funcionarios fueron detenidos y enjuiciados. Más recientemente, un ministro, fotografiado con un reloj Vacheron Constantin de 14 000 dólares en la muñeca, fue blanco de estas cruzadas cibernéticas y se vio obligado a renunciar. En pasadas semanas, también en Yunnan, fue denunciado y frenado un equipo municipal que mató 50 000 perros pretextando una epidemia de rabia canina.

La historia de Deng Yujiao ocupó los foros de discusión durante varias semanas. Una historia tristemente banal: la joven de 21 años de edad vivía en Badong y trabajaba como pedicura en un hotel conocido por sus “servicios especiales”. En la noche del 10 de mayo, tres funcionarios de la ciudad entran al hotel en busca de diversión. La invitan a bañarse junto con ellos y, ante la negativa de la joven, la empujan a la cama y la desvisten e intentan violarla, pero ella logra sacar un cuchillo de su cartera y se lo clava a su atacante, hiriéndolo mortalmente. La joven se presenta inmediatamente a la policía, confesando su acto de homicidio. En su cartera, la policía encuentra píldoras anti-depresivas, y esto basta para que la joven sea encerrada en un hospital psiquiátrico.

Pero a los pocos días, un bloguero que se ha entrevistado con la familia de la joven cuenta su historia, y la fiebre prendió en la red inmediatamente. Un grupo de internautas entra en contacto con un abogado de Beijing, y éste logra sacar a Deng Yujiao del encierro clínico. La joven queda asignada a un arresto domiciliario en casa de su madre.

Los cibernautas no se detienen ahí. La ira colectiva aumenta: en menos de un mes, cuatro millones de comentarios quedan registrados en la red. Entonces interviene la censura oficial, prohibiendo toda alusión a Deng Yujiao, los servicios de Internet quedan interrumpidos en la región de Badong, la policía se despliega en la pequeña ciudad sin lograr amedrentar a los cibernautas.

Y el 31 de mayo, cuando Deng Yujiao comparece ante la justicia, medio millar de personas se agolpan en el tribunal. Las autoridades ordenan el desalojo del público y la expulsión de los reporteros… y terminan por dar un veredicto agridulce, declarando el estado de legítima defensa y dejando libre a la joven por “responsabilidad penal limitada”, o sea, por problemas psiquiátricos…

Este caso refleja claramente la indefensión de los ciudadanos chinos ante el rígido aparato oficial. De no haber sido por la presión de los internautas, Deng Yiao habría quedado sepultada en el intrincado sistema penal chino.

Tomado de Libération, 18 de junio de 2009
Traducción: Amelia Hernández

lunaroja

PREMIO NOBEL SENTENCIADA

Premio Nobel de la Paz e ícono de la democracia, Aung San Suu Kyi, ha sido sentenciada a otro año y medio de arresto domiciliario por un tribunal arbitrario de Birmania.

El trato que le han dado a Suu Kyi es sólo la punta del iceberg de la brutalidad del régimen birmano, que abarca 40 años de asesinatos, tortura, violaciones masivas y trabajo esclavo.

Aung San Suu Kyi

Ha llegado el momento de que el mundo juzgue a los generales birmanos. Avaaz está lanzando un llamado para que el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas investigue los crímenes contra la humanidad cometidos por el régimen. Una resolución de culpabilidad podría desembocar en la incriminación de los líderes de la junta por parte de la Corte Penal Internacional. Haz clic abajo para unirte a nuestro pedido y ver el diseño del cartel gigante que pensamos desplegar en frente del edificio de Naciones Unidas en Nueva York:

http://www.avaaz.org/es/jail_the_generals

Durante los dos próximos meses, el Reino Unido y los Estados Unidos estarán al cargo de la Presidencia del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. Tanto el Presidente Obama como el Primer Ministro Brown han hecho declaraciones muy críticas sobre Birmania. Hace años que no disponemos de una oportunidad como esta para lograr que el Consejo de Seguridad actúe.

Pero EE.UU., el Reino Unido y otros miembros del Consejo de Seguridad continúan evidenciando cierto recelo, preocupados por no desafiar a China, un apoyo clave para el régimen birmano. Hace falta una protesta internacional masiva para que estos países ejerzan mayor presión sobre China para que acepte dicha investigación. Así sucedió en el caso de Darfur, cuando el Consejo de Seguridad decidió permitir la acción judicial contra otro protegido de China, Sudán.

Las llamadas a favor de la investigación y el enjuiciamiento a los generales birmanos sigue creciendo. También aumenta la presión sobre Obama y Brown, que han visto como decenas de legisladores estadounidenses y británicos ya han solicitado una investigación. Un reciente informe de la Universidad de Harvard realizado por juristas prestigiosos revela que la ONU ha estado documentando el reclutamiento forzado de decenas de miles de niños soldados, la existencia de más de un millón de refugiados y poblaciones desplazadas internamente, numerosos casos de asesinatos y torturas, violaciones masivas y el desplazamiento forzoso de 3.000 aldeas de minorías étnicas (tantas como las reportadas en Darfur). Unámosnos en este pedido para que el régimen birmano rinda cuentas ante la justicia:

http://www.avaaz.org/es/jail_the_generals

La comunidad de Avaaz ha apoyado y ha permanecido junto al pueblo birmano tras la tragedia del ciclón Nargis, también cuando se reprimió masivamente a los activistas pro democracia en 2007, y este año, más de 400.000 de nosotros hemos demandado la libertad de los prisioneros políticos. Hoy, a través de una gran acción colectiva, tenemos la oportunidad de reclamar al poderoso Consejo de Seguridad que cumpla con las leyes internacionales y ponga fin de una vez a esta tiranía. Firma la petición y reenvía este mensaje a tus amigos y familiares para que todos transmitamos un mensaje claro y contundente al Consejo de Seguridad de la ONU: el mundo espera que tomen el liderazgo.

Más información:

# Repudio internacional a condena contra Nobel de la Paz, EFE:

http://dialogodigital.com/es/node/2298

# La Junta Militar birmana declara culpable a Aung San Suu Kyi:

http://www.elpais.com/articulo/internacional/Junta/Militar/birmana/declara/culpable/Aung/San/Suu/Kyi/elpepuint/20090811elpepuint_1/Tes

http://ipsnoticias.net/print.asp?idnews=92345

# Reporte de la Universidad de Harvard (sólo en inglés):

http://www.law.harvard.edu/programs/hrp/newsid=59.html

ACERCA DE AVAAZ

Avaaz es una organización independiente y sin fines de lucro cuya misión es asegurar que los valores y opiniones de la mayoría de la gente sean tomados en cuenta en las políticas que nos gobiernan. “Avaaz” significa “voz” en varios idiomas asiáticos y europeos. Avaaz no acepta dinero de gobiernos ni de empresas y su equipo esta basado en oficinas en Ottawa, Londres, Río de Janeiro, Nueva York, Buenos Aires, Washington DC y Ginebra.

Para contactar a Avaaz, escribe a info@avaaz.org.

También nos puedes llamar al +1-888-922-8229 (EE.UU.) o +55 21 2509 0368 (Brasil).

Si tienes problemas técnicos, entra a http://www.avaaz.or

Aung San Suu Kyi ha vuelto a ser condenada, pero los verdaderos criminales son los generales birmanos que la encarcelan. Únete a este pedido de justicia para el pueblo birmano, firmando la petición para enjuiciar a los generales.

http://www.avaaz.org/es/jail_the_generals/?cl=296815470&v=3766

Páginas: 1 2 3 4

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: